martes, 7 de julio de 2020


COMUNICAR PARA “PONER EN COMÚN”

Lic. Ana Claudia Simes
Para la Junta de Historia y patrimonio Natural de Tanti


La palabra comunicación procede del latín “communicare” y significa “COMPARTIR, PONER EN COMÚN”.  Partiendo de la idea de que TODO COMUNICA, que la NO comunicación es impensada y que a través del proceso de la comunicación fluye la energía de los seres vivos en su producción y su entorno, les propongo en este primer contacto, busquemos  en Tanti ( nuestro territorio común ), algún signo comunicacional, un elemento o una memoria que nos una en comunidad.
No está de más repasar el concepto y devenir de la comunicación, que nació con el ser humano, como una capacidad innata, natural, propia de la especie y ha evolucionado con ella al ritmo de los distintos períodos históricos. Pensamientos, sentimientos, necesidades e ideas han sido transmitidos  desde los primitivos a través del lenguaje de los sonidos, la voz, lo visual ( gestos y acciones ), uso de las imágenes en representación del entorno ( arte rupestre )…
A partir del surgimiento de las civilizaciones, los grupos humanos comenzaron a intercambiar información utilizando sistemas de escrituras usando el alfabeto ( símbolos e ideogramas en papiros y pergaminos ).  Las antorchas en tiempos de guerra, mensajeros de a pie,  señales de humo, palomas mensajeras…
El papel y la imprenta abrieron el camino de la comunicación masiva, luego fueron surgiendo el telégrafo, el correo, el teléfono, la radio, la fotografía, el cine, la televisión, computadores, procesadores, mini computadores, chips de memoria, satélites, internet, señales digitales llevando los contenidos a toda velocidad, a todos lados, de manera simultánea, con retroalimentación constante…
Pero la comunicación va más allá de la transmisión de la información a través de las diferentes tecnologías disponibles o de los diferentes canales  reunidos en códigos.  La comunicación está en todas las esferas de las relaciones humanas: vínculos personales o comunitarios, mediados por una CULTURA que amalgama las formas, los modos, los tiempos,  los espacios  y los roles sociales de la transmisión de emociones o saberes, costumbres y tradiciones compartidas.
Todas las disciplinas humanas van dejando su legado COMUNICANDO, es decir,  CREANDO VÍNCULOS. La historia, la arquitectura, las artes, los oficios, las creencias, las ciencias comunican todo el tiempo y nos CONECTAN en sociedad,  reuniendo a los humanos entre si, en redes infinitas logrando socializarnos como necesidad primaria.
 El Patrimonio Histórico cultural de una comunidad contiene entre sus muros millones de voces, de manos, de acciones, de mensajes que merecen ser constantemente decodificados, recordados, valorados y cuidados, al igual que su entorno natural, el Patrimonio Ambiental, que es  aquel que nos preserva como especie y nos otorga el espacio más saludable para “PONER EN COMÚN” el destino de una comunidad.
Entonces, veo muy oportuno señalar algunos signos, huellas que los originarios de la zona de las Sierras de Córdoba nos dejaron como MENSAJES petrificados, imborrables de nuestra historia en común: morteros y conanas sobre el arroyo Tanti, una expresión de una comunidad que hace unos siglos atrás compartía los mismos espacios que ahora recorremos a diario en nuestra localidad. SIMBOLOS que evidentemente NO PUEDEN DEJAR DE COMUNICAR una historia en común.





No hay comentarios:

Publicar un comentario