miércoles, 14 de abril de 2021

 A PESAR DE....

Día a día, paso a paso,
se ha vuelto mi consigna preferida para reacomodar lo cotidiano
a pesar de la realidad.
Las noticias pintan desalentadoras, en un escenario impredecible y para nada rutinario, el que nos sigue imponiendo una pandemia, en su versión de segunda, tercera o cuarta ola, dependiendo donde el virus del covid 19 te encuentre arrinconado, copiándose a si mismo y replicando sus cadenas de contagiosidad.

Soy de pensar que cuando no podés contra algo poco venturoso, más vale aliarse con esa adversidad y aprender también a mutar.

Pues bien, me he autoimpuesto entonces una tarea de recopilación de sensaciones, aprendizajes, acciones y pensamientos que -siento personalmente- he aprendido ( y aprehendido ) con la pandemia y seguramente serán de utilidad en el futuro de un mundo que se quebró y cambió de manera inexorable:

-Si bien las rutinas y los planes se dislocaron, sólo lo desconocido nos invita a improvisar, replantear y replantearnos constantemente, siendo esa justamente la esencia de la vitalidad.

-Los hábitos de higiene en espacios públicos y privados tomaron un nuevo brillo, nada más aplicado que lavarse las manos y estornudar sin salpicar.

-Los desplazamientos de humanos ( en sus múltiples modos de transporte ), de manera masiva y acelerada, producen contaminación y degradan el medio ambiente, así que andar lento y tranquilo, sin prisa ni pausa ( tal vez caminar más ) es una buena manera de progresar.

-Las pantallas nos acercan y alejan al mismo tiempo, entonces hay que regular esos momentos de tanta exposición a lo virtual.

-Nuestra casa es un refugio para cuidarnos y valorar.

-La soledad ayuda al autoconocimiento para luego vincularse y conservar el entorno y de los que decidimos amar.

-Todos somos igualmente vulnerables ante las crisis: los niños, los adolescentes, los trabajadores, los de la edad madura y los más experimentados de todos, los del alma joven, los de la ancianidad.

-Hay que vigilar la salud física y mental, como una autoevaluación constante de nuestras defensas y pensamientos. No obstante, ya no se trata de nuestra salud individual sino de la de todos los demás puesto que estamos atados al otro en forma circular y en espiral.

-Las situaciones agobiantes, tristes, abrumadoras, desconcertantes y adversas te obligan a desarrollar la personalidad, el carácter, la fuerza física y emocional, la empatía, la solidaridad, la inteligencia, el pensamiento crítico y positivo, la adaptabilidad, el abandono de lo no necesario ni urgente, la creatividad al extremo, la nutrición del mundo interno como respuesta a lo inconmensurable e insospechado de los momentos difíciles de transitar.

Aprenderemos a saber manejar el sufrimiento, el dolor, la soledad, la enfermedad, la aceptación y la perspectiva, la capacidad de resistir y proyectar, de vislumbrar los sentidos y cultivar el bienestar propio y comunitario, que dejó de ser un lujo para convertirse en una necesidad, a pesar de lo virulento de la realidad...

Lic. Ana Claudia Simes

viernes, 9 de abril de 2021

 Otoño en Tanti y sus matices,

entre los convenidos amarillos de estación

y los verdes, siempre eternos e inamovibles...




domingo, 28 de marzo de 2021

 EN TEMPORADA DE VIAJES

¡NOS CUIDAMOS MAS QUE NUNCA!

Seguimos cumpliendo los protocolos de viajes y estadías para el próximo fin de semana,

Semana Santa.

Recordemos:
deben limitarse actividades y encuentros sociales los días previos y posteriores al viaje, para minimizar el riesgo de contagios.

Durante la estadía,
no te olvides de utilizar correctamente el barbijo,
el lavado frecuente de manos
y la aplicación de alcohol en gel o spray.

En contexto de pandemia
LOS CUIDADOS SALVAN VIDAS.
TODOS PODEMOS SER VULNERABLES.
Viajar es un placer y una responsabilidad SOCIAL.

TE ESPERAMOS Y NOS CUIDAMOS ENTRE TODOS.

martes, 23 de marzo de 2021

23 de Marzo 2021
173° Aniversario de Tanti.
Parroquia “Nuestra Señora del Rosario”,
edificio fundacional de la localidad.
¡¡Feliz Día, Tanti!!




 

viernes, 19 de febrero de 2021

 PROYECTO DE MUSEO 

Inauguración protocolar de la escritura y posesión del terreno 

JUNTA DE HISTORIA Y PATRIMONIO NATURAL DE TANTI 

El pasado 15 de Febrero, la Junta de Historia y Patrimonio Natural de Tanti llevó a cabo en un emotivo acto, la inauguración protocolar de la escritura y posesión del terreno donde se construirá a futuro el tantas veces soñado Museo de Historia y Ciencias Naturales de Tanti. En la ocasión, se contó con la presencia de miembros históricos y fundadores de la Junta, autoridades municipales y barriales, colaboradores, prensa y vecinos en general.
La concreción y avance del proyecto es posible tras tantos años de sueños colectivos de resguardar la historia y preservar la identidad del pueblo. En este sentido, a partir del 2016 -fecha de la creación de la Junta de Historia- la misma logró afianzar este anhelo con intensas gestiones a tal fin. Vale destacar en este proceso de logros, la generosa donación del proyecto de construcción del mismo por parte de los profesionales Arquitectos Carolina Dardi y Cristo Valdes, así como también la donación del terreno por parte de la Municipio local.

EL PROYECTO DEL EDIFICIO

Con respecto a las características de la construcción del edificio, se trata de un espacio multicultural cuya ubicación se emplazará en la esquina de calles Brasil y Cuba del Barrio El Parador de Tanti.
De acuerdo a la descripción de los arquitectos, "la implantación urbanística del futuro Museo de Historia y Ciencias Naturales de Tanti fue pensada desde un dialogo de respeto con su entorno, será sostenible desde su génesis hasta su concreción, proyectándose según las normas de certificación de  sustentabilidad y ergonómicas de accesibilidad e inclusión universal, utilizando materiales y mano de obra local".

En cuanto a su diseño, el predio será un "activador social que dejará legados urbanos y sociales al barrio para contribuir a su desarrollo y al de nuestra localidad". 

Además de las funciones específicas museológicas, el predio tendrá espacios de carácter colectivo / público:

La planta baja albergará:

Una PLAZA SEMI-PÚBLICA educativa e inclusiva dentro del predio, con parcelas demostrativas de flora nativa y multisensorial para las personas con capacidades diferentes, donde también se proyectará “CINE AL AIRE LIBRE” en las cálidas noches de verano, como así también conciertos y representaciones teatrales. 

                                                   

Un gran ATRIO-HALL en la esquina de las calles Brasil y Cuba marcará el ingreso al predio, donde sobre la calle Brasil habrá un CAFÉ LITERARIO vinculado a una BIBLIOTECA vidriada que permite ver la plaza del Museo, dando la sensación de permeabilidad de la naturaleza al espacio, incorporando el nuevo concepto de “Biblioteca-abierta”. Sobre la calle Cuba se alojará la sala de exposiciones permanentes del Museo, que aprovechará  la pendiente del terreno para ganar altura para responder a las dimensiones técnicas museológicas. El cerramiento de esta sala,  al necesitar ser “ciego”, es decir que no entre luz, será un MURAL de AMIGOS DEL MUSEO, con huellas y placas con los nombres de los vecinos que colaborarán en su realización, ya que este proyecto será de construcción colectiva.

                                            

El primer piso posee las reparticiones técnicas que el Museo necesita, atendiendo al plan museológico, y una PASARELA VIDRIADA permitirá ver a modo educativo las actividades de restauración y conservación que se realizan. Como particularidad el Museo atenderá a la función de restauración que el Valle de Punilla no cuenta.

                                             

Por último, una TERRAZA VERDE EDUCATIVA semicubierta, no solo regulará la bioclimática del edificio, sino que tendrá la función de educar, lo mismo con la captación de agua de lluvia para los núcleos húmedos y solar para la iluminación externa. En esta misma terraza habrá una SALA DE CONVENCIONES pública para eventos con vista 360° a las sierras ya que la sostenibilidad no solo debe ser en cuanto a usos de energía y materiales sino también económica para que éste pueda sostenerse.


Facebook: https://www.facebook.com/Junta-de-Historia-y-Patrimonio-Natural-de-Tanti

Instagram: https://www.instagram.com/la_fundacion_de_tanti/

Video Tantirama Tv:


lunes, 15 de febrero de 2021

 Las máscaras del mundo se quedaron sin carnaval.

La pandemia 2020, el hecho sanitario, social, económico e histórico que el planeta nunca podrá olvidar, ha dejado archivadas a millones de máscaras ante la imposibilidad de festejar el "carnem levare" ( del látín, "adiós a la carne" ), el carnaval. Según algunos historiadores, los orígenes del carnaval se remontarían a la Sumeria y el Egipto antiguos, hace más de 5000 años, con celebraciones muy parecidas en la época del Imperio romano, desde donde se expandió la costumbre por Europa, siendo llevado a América por los navegantes españoles y portugueses a partir de fines del siglo XV.


Lo cierto es que los mercados mundiales de máscaras, entre ellos, el más famoso de Venecia, han tenido que bajar persianas, cerrar vidrieras y esperar a que las fiestas vuelvan a alborotar a la humanidad. Allí quedaron en los estantes, suplantadas por barbijos, a la espera de que el mundo recobre, en cada pueblo o ciudad con su particularidad, la posibilidad de celebrar masivamente el mitológico carnaval.


Las grandes celebraciones de esta fiesta han quedado en silencio y con ello se apagaron los brillos de estas caretas que a veces ocultaban -o descubrían inconscientemente- la verdadera identidad....



domingo, 14 de febrero de 2021

 Turismo, literatura y amor....

Julieta, protagonista de la literatura e ícono del turismo…



Julieta, la protagonista de una de las historias de amor más reconocidas del mundo occidental: “Romeo y Julieta”, la tragedia romántica llevada al teatro por William Shakespeare. La obra, según algunos estudiosos, está basada en un poema de Arthur Brooke, "The tragicall history of Romeus and Juliet" (1562), una traducción de la Novelle de Bandello. Otra fuente ubica sus orígenes en la novela griega "Anthia y Abrocomas", de Jenofonte Efesio, que el napolitano Masuccio de Salerna reelaboró en su Novellino de 1476. Estos son los orígenes del drama lírico que también inaugura una leyenda: la del amor eterno, aquel que se nutre del drama para dejar una huella eterna y universal. Sus nombres, Romeo y Julieta, evocan el romanticismo, el amor, la pasión, la rebeldía pero también el odio y la intolerancia en una sociedad medieval. En los tiempos modernos, desde 1900 en adelante ( Maurice Clémet en el cine presentó la primera versión muda ), la famosa historia de amor ha sido adaptada al cine, la comedia, el musical, la ópera, el ballet, la telenovela y el melodrama. Y así el mito se fue multiplicando con sus efectos que trascienden las fronteras, los idiomas y las culturas, ya que en la actualidad, esta imagen es centro de atención de millones de turistas, curiosos y peregrinos que visitan Verona, en la bella Italia. 

Allí, en el patio de una residencia medieval -que fuera la casa de la familia de Julieta- sobresalen un balcón y sus ventanas góticas agregadas en el siglo XX. En este lugar y con esa imagen de bronce, el mito se retroalimenta constantemente gracias a millones de mensajes de amor que los viajeros de todas las latitudes dejan en las paredes a modo de súplica, agradecimiento, fascinación o mero gusto por el romanticismo que todo sueña hasta la eternidad, cual un elixir de enamorados bien apasionados…
                                             Texto y fotos: Ana Claudia Simes

miércoles, 10 de febrero de 2021

                                                         CONTAME TU VIAJE

En lo personal, escribir es una manera de estar en el mundo.
Me ayuda a prestar atención a las palabras que busco y elijo, me incentiva para conversar con gente diversa, todas distintas, todas valiosas, todas enseñando algo único e irrepetible.
Escribir me aporta ideas, me obliga a pensar, a leer, a aprender constantemente, a recordar, a reflexionar, a reir, a llorar, a dimensionar los hechos, a disfrutar...
Escribir me da la oportunidad de expresar esas emociones que me arrebatan la razón.
Escribir es estar presente, es prestar atención a todo.
Es capturar el tiempo.
Es ponerle sentido, amor y alma a lo mínimo y a lo más simple que nos toque transitar.
Escribir es un viaje interno que sirve de brújula en todos los viajes de la vida.

CONTAME TU VIAJE,
es un espacio dentro de mi blog https://laestadiaturismo.blogspot.com/
para que nos cuentes -de manera breve pero intensa - ese episodio de algún viaje o experiencia de turismo, un lugar o momento que nunca te vas a olvidar.

Te invito a compartirlo!!!

Enviá tu breve historia a

laestadiaturismo@gmail.com

Gracias por tu tiempo y tus palabras, siempre bienvenidas para seguir construyendo nuevos espacios de escritura!!!
Ana Claudia

                                   

                                            Escribir es capturar el tiempo

miércoles, 14 de octubre de 2020

 CINE TEATRO GRAN SIERRAS:

ESPACIO DE CONSTRUCCIÓN DE IDENTIDADES

La FUNDACIÓN DE HISTORIA Y PATRIMONIO NATURAL DE TANTI ha ofrecido a lo largo de varias semanas un CICLO INFORMATIVO con relatos y fotos del pasado de nuestra localidad con la finalidad de recopilar desde la narración escrita y los testimonios de vecinos y turistas, la historia de nuestro pueblo. El mismo finaliza esta semana con la segunda parte de la historia del “Cine Teatro Gran Sierras”, una construcción más que significativa para Tanti.


La Arquitecta Urbanista Mgster Carolina Dardi llevó a cabo la búsqueda de la información y los informantes, articulando el informe en dos entregas.
La primera de ellas desde una perspectiva más bien arquitectónica y cultural, (
https://www.facebook.com/Junta-de-Historia-y-Patrimonio-Natural-de-Tanti-1146613955435495
), mientras que en la segunda publicación me sumo a su trabajo con una reflexión final de rescate de su valor simbólico social del Cine Teatro en su rol de haber sido un espacio de construcción de identidades individuales y colectivas.
El edificio fue construido en 1951 por el Dr. Atilio Vuotto, con una arquitectura y calidad de servicios que sobresalían en el Valle de Punilla.




Su funcionamiento como sala de cine acaparó todas las miradas de la gente local y de los turistas de la época. El Cine, en su momento de auge como medio de comunicación y expresión artística, se convirtió en el espacio de encuentro social cultural por excelencia de los habitantes de la región.


Se desprende de la crónica del primer informe que la sala tuvo sus momentos de esplendor en manos privadas, otra etapa subsiguiente de haber sido adquirido por la Municipalidad local, que incluye el advenimiento de muchos años de decadencia. Y finalmente, en la década del ´80 la reactivación del servicio por parte de un particular, el vecino Gustavo Villa hasta el inicio de los ´90 cuando tuvo que cerrarla e invertir en otros espacios culturales.
A partir de entonces, desembarcaron con mucha virulencia en nuestro país las políticas neoliberales con un impacto de tal magnitud y profundidad económica y social que repercutieron directamente en los consumos culturales. Entre ellos, los edificios de las salas de cine, teatros o colegios memorables empezaban a ofertarse al mejor postor para la apertura de shopping centers o supermercados. Más precisamente en Tanti ninguna de las dos formas de reemplazo utilitario se concretaron pero a cambio recaló el abandono deliberado y arbitrario que fagocitaron casi cuarenta años de historia.
Con una modalidad despreocupada, en la década de los ´90 un gran tabique de madera ocultó todo el interior del edifico: las butacas, el escenario, la pantalla, el cortinado, las luminarias, el decorado…la acústica y el alma de la gran sala.
El hall de ingreso se convirtió en un burocrático mostrador de atención municipal y hacia el costado, una estrecha escalera de acceso al proyector también quedó clausurada.
Todo se cubrió de silencio y oscuridad. Contra el tabique sólo resonaba el eco de nuestra pregunta de cuál sería el estado de lo que allí quedaba ocultado.
Y aquí viene mi recuerdo particular de lo que sentí el día que con Irene Busquier de Duval – cámara en mano-nos infiltramos por esa estrecha escalera hasta desembocar de lleno en la sala del proyector.
Fue tanto el espanto con el que nos encontramos, que mis cinco sentidos no alcanzaban a dimensionar la tragedia en la que habían abandonado a nuestro cine.



Bien podría narrarlo en clave de guión, con momentos de suspenso y visiones dignas de los efectos especiales, cual la narrativa de autoficción, repleto de miradas subjetivas y sentimientos personales de decepción, angustia y desamparo. El gran proyector se había quedado sin luz. Justo el lugar desde donde se disparaba la magia, la fantasía, el mundo, los sueños…los mitos de las historias y las historias que se hacían realidad en una gran pantalla.
Los recuerdos aparecieron de repente, a medida que despejábamos el camino tapado de telas de arañas y escombros, muebles amontonados, olor a encierro y humedad, entre otras barbaridades.
Sin pensarlo, vino a mi mente la música de “Cinema Paradiso”, ese inolvidable film italiano que se convirtió en una dulce declaración de amor por el cine. El Cine Teatro Gran Sierras atesoraba recuerdos muy vivos de mi adolescencia: las películas de estreno, las juntadas con amigos, los eventos sociales entre vecinos, mi cámara acompañando la diversión de los actores locales de “Humor en Grupo”, los festivales de danzas de tantas generaciones, la entrega de diplomas del final del secundario…
De pronto me pareció ver a “Indiana Jones” con su látigo y sombrero en mano con sus “Cazadores del Arca Perdida”. También sobrevoló por momentos el sonido de los aviones de “Top Gun” con Tom Cruise o de “Reto al Destino”, películas que vimos una y otra vez hasta que una nueva se instalaba en la Cartelera.

Me asomé para ver las butacas pero casi estaban en ruinas cubiertas de todo tipo de residuos acumulados. Ante tanta tristeza, busqué rescatar con la memoria a mi favorito de la pantalla, “ET”, el famoso extraterrestre que tomaba la bicicleta y se marchaba volando, llevando consigo a todos sus amigos hacia una aventura de diversión…Todas esas imágenes se desvanecieron como un viejo telón olvidado y maltratado al encontrar entre mis zapatos un rollo típico de los proyectores de entonces. En él sólo se transparentaba la sentencia “THE END”. Lo tomé entre mis manos y lo acerqué al corazón que parecía había dejado de latir.


Todo quedó registrado. Nos marchamos del lugar así como habíamos ingresado. Pero afortunadamente la historia tiene un final feliz. El gobierno municipal que le sucedió a esta etapa tomó la decisión de gestión de recuperar nuestro Cine, para dar lugar al actual Centro Cultural Tanti.





Los trabajos de recuperación comenzaron en diciembre de 2003. Fue la primera acción que la Junta prevista en Ordenanza Municipal ( N° 082/01 “Rescate, Resguardo y Protección del Patrimonio Integral”, en la gestión de Alejandro Pérez Baroni se realizó bajo el seguimiento del Ing. Víctor Pérez.





Y volvieron las clases de teatro con Giselle Faiella, resonaron nuevamente los Coros de Tanti, la música del TEM, los pintores locales, los talleres de escritura, las Danzas, los telares, el Club de Abuelos, los eventos deportivos, entre otros, el cine en pantalla reducida…pero cine al fin…tratando de no olvidar a los cuatro cuadros originales que daban la bienvenida en la entrada, Marilyn Monroe, Clark Gable, un Sandro muy joven y tantos más.
A esta altura del relato, mi remate busca ser taquillero, que se venda como un boleto directo a la Historia de Tanti, sobre la importancia de la gestión sobre políticas de Conservación o puesta en valor de nuestros Bienes Patrimoniales, tangibles e intangibles, como sello de la mismísima identidad de cada uno de nosotros y de la construcción de una IDENTIDAD en comunidad.

THE END.

Lic. Ana Claudia Simes

Fotos actuales: Arq. Carolina Dardi para Archivo Junta de Historia de Tanti
Fotos: Solar de Piedra de Alejandro Nuesch
Foto: Archivo Tanti Turismo
Imágenes del trabajo de recuperación: Captura de Pantalla del Video Documental de Obra de Recuperación del Cine: Alejandro Pérez Baroni – Edición Luis Tórtolo

lunes, 14 de septiembre de 2020

 LAS CASONAS DE TANTI :

LEGADO DE IDENTIDAD DE HISTORIAS COMPARTIDAS

En pleno centro de la localidad de Tanti, en la intersección de Avenida San Martín y Santiago del Estero, encontramos un “fragmento arquitectónico”(1), en el sentido de “una unidad morfológica integrada por tres o más inmuebles”, conjunto de viviendas privadas que poseen rasgos tipológicos y arquitectónicos similares, cuya construcciones datan de fin del siglo XIX o principio del XX. Las casonas a las que me refiero son: “La Irene”, la “Casa Asturiana o Colonia El Parque”, “La Malisa”, entre otras.


CONTEXTO HISTÓRICO DE CONSTRUCCIÓN
Tanti comenzaba a perfilarse como un destino muy propicio para el establecimiento de familias de inmigrantes que buscaban asentar sus comercios en una región que prometía desarrollo inminente. Se trataba de un lugar de tránsito interregional, próximo a las rutas de los caminos reales con capillas, estancias y postas de los viajeros de entonces. Al mismo tiempo, el pueblo se consolidaba como una villa turística, en una mixtura cultural entre antiguos o nuevos residentes y los veraneantes estacionales, todos aportando variedades étnicas, culturales, linguísticas y raciales, valores tangibles e intangibles ligados a sus costumbres de origen. El buen clima, la tranquilidad y naturaleza fueron las características principales que tentaban a una nueva clase burguesa de la mitad del período republicano, a construir sus moradas de vacaciones - bien atractivas- rodeadas de jardines, para el descanso en medio del paisaje serrano.

“LA IRENE”
En esta publicación en particular, voy a extender los detalles de la casona “La Irene”, ya que sus dueños originales fueron la familia Rodriguez Simes, oriundos de Córdoba Capital, ligados a mi bisabuelo libanés, Felipe Kamar, ( el padre de mi abuela Genoveva de Simes ). Él era carpintero, su taller de trabajo estaba ubicado en la calle Buenos Aires 346 de la ciudad de Córdoba y fue quien realizó los trabajos de madera para el interior de esta casa en Tanti.
Hacia la década del ´30, los Rodríguez Simes vendieron la vistosa casona al Dr. Santiago Bottaro, de Buenos Aires, quien la denominó “La Irene”, en honor a su esposa, la Sra. Irene Castilla de Bottaro.



Tanto mi abuelo Yalil como mi padre Jorge Simes ( Coki ) y mi mamá, Ana de Simes, siempre han recordado a esta amigable familia de visitantes y nuevos dueños de la casa: “Los Bottaro venían cada verano en un automóvil Buick modelo ´36, color azul marino, eran muy agradables personas, al punto que entablaron una relación de cartas y postales a través de los años”, recuerdan Ana y Coki.


“La casa tenía algo muy particular para las primeras décadas del siglo XX: una antena pararrayos como defensa ante las fuertes tormentas y el suministro de agua se tomaba con caños y dos motores desde el Arroyo Tanti”.




Por otro lado, la nieta del Dr. Bottaro, la Sra. Luz Bottaro, desde Buenos Aires, supo transmitirme de manera impecable la memoria, el cariño y la nostalgia de sus seres queridos disfrutando de Tanti: “Mi abuelo Santiago le compró esa casa con mucho amor para mi abuela Irene. Disfrutaban muchos meses ahí, él le dedicaba mucho amor, poniéndole carteles, plantando árboles, armando casas para los pajaritos, pintando cuadros. Era su reducto de Paz y Amor. Mis padres y nosotros también la disfrutamos y los mejores recuerdos de mi vida los tengo en ese lugar. La casa para mí era como e1 paraíso, lleno de misterios y de amor. A la casa le imprimieron un estilo de decoración morisca, mosaicos y detalles de época en el amplio jardín con estatuas. En la torre estudiaba mi padre, el Dr. Carlos Bottaro, gran y reconocido médico y pediatra. Yo me encerraba o me encerraban a estudiar para mis exámenes de Marzo…¡ Vivía en otro hemisferio!, así me lo describió Luz a través del teléfono, con gran emoción en su voz.



Según sus comentarios, ella pasó en esa casa de Tanti los mejores años de su vida: asados, peñas, caballos, salidas nocturnas a caballo con luna llena, caminatas, los amigos cordobeses, rosarinos y porteños. Sin lugar a dudas, la nieta del Dr. Bottaro tiene grabados en sus cinco sentidos las características de los muebles:” la mesa del comedor era un sueño, las camas grandes, los placards, el olor a madera, la cocina a leña. Los botellones para el agua de vertiente, los faroles…todo era tan telúrico y mágico!”, me apuntó con mucha añoranza.
“Cruzar esos vados con el ruido de los cascos de los caballos. El olor a lluvia y la recolección de los sapitos de color con mi hermano. Mis idas en camioneta con Coco Saad y sus hijos, las ricas colaciones hechas con tanto amor ( Fábrica de Alfajores Saad y Simes ). Las campanas de la casa que sonaban cada vez que pasaba alguien por ahí. Las vírgenes construidas por mi abuelo con piedras. En la torre, un gato en el techo que todavía se conserva. Todo huele, se siente de una manera imposible de explicar”. Con estas palabras cerramos temporalmente la conversación a la distancia con Luz Bottaro, recordando que la casona fue vendida a la familia Argibay Molina de Buenos Aires.

LAS OTRAS CASONAS DE LA CALLE SANTIAGO DEL ESTERO
Antes de finalizar, haré aquí una breve mención a las otras casonas de la calle Santiago del Estero que conforman el “fragmento arquitectónico” con similitudes de estilo y época de construcción. A pocos metros de “La Irene”, se conserva una bella casona del 1900, construída por una familia asturiana y vendida en 1957 a la Federación Vial de Santa Fe para transformarse en la Colonia “El Parque”, hoy Hotel Vial “4 de Abril”.



De igual modo se destaca la casa “La Malisa”, de la familia Flores, donde ha vivido hasta hace unos años atrás la amable Sra. Ileana de Flores, cuyo aljibe y fachada decoran la esquina del ingreso al Barrio Villa Alpina.


Allí mismo se luce también la arquitectura de la vivienda de la familia Morcillo Suárez, con un parque amplio y estilo de época.


Por último, no puedo dejar de mencionar la presencia de la vivienda “Las Marianitas”, con terreno hacia calles Santiago del Estero y Chaco. Es una vivienda edificada en 1940 y comprada inmediatamente por el Sr. Juan Schiaffino, una familia de Buenos Aires que le realizó ampliaciones, parquización, terrazas con frutales, pinos, tuyas y paraísos.


Sus propietarios de siempre continúan teniendo a esta casa como lugar de vacaciones.


Es un chalet de los que comenzaron a ponerse de moda hacia mediados del siglo pasado, cuando los cambios sociales en el turismo permitieron la llegada de un sinnúmero de turistas que planificaron sus chalets en diferentes tamaños y tipologías, pero todos marcando lo que sería un perfil arquitectónico de Tanti, un legado de identidad urbana, una memoria social recopilada desde las historias compartidas entre los lugareños y los visitantes de todas las épocas.

Lic. Ana Claudia Simes - Tanti - 2020

-Agradecimientos por fotos y relatos: Jorge ( Coki ) Simes / Ana María Bobatto de Simes / Luz Bottaro / Roberto Schiaffino.
(1) Fragmentos: Unidades morfológicas integrada por tres o mas inmuebles ( o su equivalente en metros lineales no inferior a 25 mts sobre la línea oficial ). Poseen composición, rasgos tipológicos y/o arquitectónicos similares.
Curso de Patrimonio Arquitectónico Argentino. Clase N° 12. Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos. 2020.