jueves, 1 de agosto de 2013

LA PACHAMAMA, rito y leyenda andina.

La Madre Tierra, quizás se trate de la más popular de las creencias mitológicas del ámbito incaico que aún sobreviven en Latino América, y en nuestro país se vive con mucha fuerza en algunas regiones del Noroeste Argentino (NOA) y muy especialmente en Jujuy, zona de cultura andina, donde la vida es regida por la energía de la majestuosa Cordillera. La difusión del mito utiliza las lenguas quichua y aimara. Cuando llegaron los españoles, la Pachamama ya era una leyenda en el folklore incaico, lo cual indica que su origen hay que buscarlo en las comunidades agrícolas del occidente sudamericano.


                                                            Foto: Ana Claudia Simes


El primero de agosto es el día de la PACHAMAMA. Cada región lo celebra con la peculiaridad de la zona, pero en general el rito consiste en que ese día se entierra en un lugar cerca de la casa una olla de barro con comida cocida. También se pone coca, YICTA, alcohol, vino, cigarros y chicha para carar (alimentar) a la Pachamama.
La Pachamama es la madre tierra, en un concepto deificado, como la representación del dios del bien, ella que nos demuestra generosidad en todo sentido, haciendo mudar los frutos u ofreciéndonos los minerales y riquezas guardadas en su seno.

La Pachamama es por lo tanto la diosa femenina de la tierra y la fertilidad; una divinidad agrícola benigna concebida como la madre que nutre, protege y sustenta a los seres humanos. La Pacha Mama es considerada la fuerza creadora, la diosa de la agricultura comunal, fundamento de toda civilización y el Estado Andino.

El norte argentino ofrece en toda su inmensidad paisajística la posibilidad de vivenciar de una manera muy particular esa relación entre la tierra y su gente, los vínculos de la naturaleza y las costumbres, que son sagrados....

                                                                   Jujuy - Argentina



No hay comentarios:

Publicar un comentario