lunes, 28 de abril de 2014

HACIA LA CIMA: circuito “Los Gigantes”

Turismo de montaña


El camino se abre paso e invita a la aventura. Así comienza uno de los circuitos mineros y de montaña más interesantes de la Provincia de Córdoba.
La ruta hacia el Cerro “Los Gigantes” es un paseo que ofrece a los visitantes el paisaje autóctono de las sierras, en este caso, del inicio de las Sierras Grandes.
Por Ruta N° 28, rumbo al oeste, la localidad de Tanti es el portal más directo para acceder al macizo, por camino de ripio, lo que le otorga un sinnúmero de atractivos de particular belleza, especialmente la sensación de que por allí el encanto reside en lo intacto de la naturaleza.
Curvas y contracurvas, miradores, cerros, quebradas, pájaros, arboledas refrescantes y arroyos que serpentean a través del granito, la roca pura, formado por el cuarzo y las micas, entre tantos otros minerales de la zona.
La primavera y el verano le imprimen el verde y los miles de colores al andar. El otoño matiza con ocres, marrones, naranjas y amarillos mientras que el invierno decora de blanco bajo cero cada panorámica que se presenta como postal.

En el primer tramo del camino, a 5 km desde Tanti, el Mirador “El Durazno” está rodeado de clásicas e importantes casonas, propiedad de familias que residen o veranean en la zona de manera tradicional. Cabe mencionar además la presencia de diferentes comunidades que practican la meditación para armonizar la energía, con sede en diferentes lugares del mundo, lo que aporta un caudal de visitantes extranjeros que se alojan temporariamente en los alrededores.


La altura va ganando espacio y aparecen a los 1.300 msnm. (aprox.), el “Cerro Blanco”, una antigua explotación minera y la Reserva de Vida Silvestre donde el turismo ecológico es el principal motivo de visita, por la posibilidad de adentrarse en la montaña, conocer la flora, fauna y realizar entre otras actividades, la pesca deportiva de trucha, con devolución obligatoria preservando el medio ambiente en toda su extensión.

Pero la velocidad también tiene su sector, la famosa recta de “Mataderos”, que cada año es testigo del paso de competencias deportivas internacionales, tales como el Dakar de Sudamérica o el Rally Mundial que por tantos años ha colmado de espectadores las laderas y las terrazas naturales de la piedra.


La cima es ahora la protagonista: el Cerro se impone, a casi 40 km del poblado, en un bloque gris de granito elevado por fallas, roca viva, 2.374 msnm. Forma parte del Batolito de Achala formado en la era Paleozóica hace 368 millones de años!!

Este cerro es uno de los preferidos por los profesionales escaladores, los denominados domadores de cumbres, que lo eligen por la nobleza del granito, por las innumerables sendas y las posibilidades de aprendizaje de técnicas y perfeccionamiento de esta actividad de montaña. El premio a tanto esfuerzo es sin lugar a dudas el encuentro y avistaje del Condor Andino, ave por excelencia y guardián celoso de las alturas serranas.

En las entrañas del cerro los refugios invitan al descanso y el disfrute, el silencio imperturbable permite durante el día sentir la brisa siempre fresca y en las noches claras, da permiso hasta para conversar solo con el infinito de  las estrellas.
Retomando la Ruta N° 28, sorprende a pocos metros de allí el “Rio Yuspe”, cristalino por excelencia, por lo que su caudal abastece a las poblaciones cercanas del vital servicio.

Lo que sigue: “La Pampa de Achala”, y muy cerca se encuentra el desvío de 26 km a la legendaria Estancia Jesuítica “La Candelaria” que data del año 1683, ubicada a 78 km desde Tanti.
A esta altura el camino comienza a descender hacia la “Pampa de Pocho” y “Tala Cañada”, este último, un caserío con vista a los cerros volcánicos Ciénaga, Poca y Veliz entre otros.

Más adelante, a 98 km del punto inicial, se encuentra “Taninga”, otro poblado donde abastecerse y poder alcanzar “Los Túneles” ( son cinco, construidos en 1947 ) con una imperdible vista de los llanos de la Rioja. Desde allí, la ruta se pierde con destino a los pueblos de Cuyo y el retorno, después de tanta sorpresa y admiración del panorama, puede realizarse por  Ruta N° 15 ya sea por el Sur hasta Mina Clavero, atravesando Las Altas Cumbres ( asfalto: 170 km ) o de lo contrario, por Soto y Cruz del Eje ( 250 km. ) hasta alcanzar la Ruta N° 38, ingresando por el Norte de Punilla.

El circuito en su totalidad requiere de un día completo, con la recomendación de proveerse de combustible, agua, alimentos, teléfono celular, algo de abrigo, ropa cómoda, buen calzado, gorras, protector solar, mapas. También se sugiere, pernoctar la noche anterior en Tanti para poder partir temprano, con cielo despejado y poca probabilidad de mal tiempo.
Siempre tome los recaudos de un buen asesoramiento por parte del personal de la Secretaría de Turismo.

El recorrido es incomparable. Sin lugar a dudas el regreso será con un poco de cansancio pero con la satisfacción de haber transitado por las alturas de Córdoba, por una ruta que solo espera ser descubierta, cuidada y recordada con la añoranza que obliga al regreso en cada viaje de vuelta a Córdoba!!!


    ¿Dónde alojarse en Tanti?
   www.lamoradadetanti.com.ar


                                                               Texto: Ana Claudia Simes
                                                                                    Tanti - Sierras de Córdoba
                                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario