domingo, 19 de enero de 2014

LLUVIA DE VERANO


Esa no era una tarde de verano más, 
ésta traía promesa de lluvia, temporal con diluvio, tromba o aguacero?


El suelo clamaba por agua.


Y el sol, muy ardiente, se entretenía entre las nubes, 
 pincelando a su gusto el celeste infinito.


El rayo preanunció la descarga y el trueno, con su estruendo armó el concierto.




Pero el torbellino no fue más que chubasco, con ráfagas.
Nada de agua en abundancia!
Fue apenas una nube de esas, viajera...


El bosque -igual- quedó agradecido!


Se adueñó de esa frescura 
y capturó precavidamente cada gota. 
Sus entrañas lo tomaron como una bocanada, 
apenas un sorbo para preservar la vida!

¡Ay! ¡Lluvia de verano! ¡No dejes nunca de atemperar las tardes enardecidas!!

Fotos y texto: Ana Claudia Simes
Tanti - Sierras de Córdoba-


No hay comentarios:

Publicar un comentario