viernes, 24 de mayo de 2013


Hecho histórico: LA REVOLUCIÓN

El personaje: MARIANO MORENO, EL IDEÓLOGO

Repasar un hecho histórico obliga a detenerse en sus protagonistas, los mentores, los que por múltiples razones entregan su espíritu a una causa. La Revolución de Mayo guarda en su alma a muchos patriotas, entre ellos a Mariano Moreno, señalado históricamente como el ideólogo, por su radical decisión.

¿Quién era Mariano Moreno?


Nació en Buenos Aires el 23 de septiembre de 1778. Fue abogado, periodista y político de las Provincias Unidas de Rio de la Plata. Tuvo una actuación decisiva como SECRETARIO de la PRIMERA JUNTA de Gobierno surgida de la Revolución de Mayo.
Si bien la figura de Mariano Moreno  motivó disputas por sus métodos confrontativos, muchos historiadores lo ven como el principal impulsor de la Revolución, o bien del gobierno surgido de ésta. Mariano Moreno es visto históricamente como uno de los protagonistas, el ideólogo, el motor intelectual de la Revolución de Mayo por su postura revolucionaria más radical y decidida. Propulsó cambios más que administrativos, iba por cambios económicos y sociales más profundos!

Moreno en sus estudios leyó –entre otros- a Juan de Solórzano, quien reclamaba en su Política Indiana, la igualdad de derechos para los criollos. También fue seguidor de Montesquieu, Voltaire, Denis Diderot, Jean –Jacques Rousseau y otros pensadores europeos de la época. Una de las obras que tradujo fue el libro “El contrato social” de Rousseau y sólo la editó en 1810 en  La Gazeta”, con un prólogo de su autoría en que se lee:

«Si los pueblos no se ilustran, si no se vulgarizan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que vale, lo que puede y lo que se le debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas, y después de vacilar algún tiempo entre mil incertidumbres, será tal vez nuestra suerte mudar de tiranos sin destruir la tiranía».

La “Gazeta de Buenos Ayres”merece un renglón aparte, fue el periódico creado y dirigido por Moreno, desde donde defendió la causa patriota. Casi todas las semanas publicaba largas y detalladas notas de gobierno. Publicó un decreto de libertad de prensa según el cual se podía publicar por la prensa cualquier cosa que no ofendiera la moral pública, ni atacara a la Revolución ni al gobierno.



Moreno y la Revolución
La Revolución fue esa serie de acontecimientos ocurridos en mayo de 1810 en la ciudad de Buenos Aires, capital del entonces Virreinato del Rio de la Plata, dependiente del rey de España, y que tuvieron como consecuencia la deposición del virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y su reemplazo por la Primera Junta de gobierno.
El protagonismo de Moreno comenzó en ese 25 de Mayo de 1810, al asumir la Secretaría de Guerra y Gobierno de la Primera Junta, cuando dijo en su discurso inaugural:

“La variación presente no debe limitarse a suplantar a los funcionarios públicos e imitar su corrupción y su indolencia. Es necesario destruir los abusos de la administración, desplegar una actividad que hasta ahora no se ha conocido, promover el remedio de los males que afligen al Estado, excitar y dirigir el espíritu público, educar al pueblo, destruir o contener a sus enemigos y dar nueva vida a las provincias. Si el gobierno huye el trabajo; si sigue las huellas de sus predecesores, conservando la alianza con la corrupción y el desorden, hará traición a las justas esperanzas del pueblo y llegará a ser indigno de los altos destinos que se han encomendado en sus manos”.

El haber derrocado al virrey y a la junta que en principio se había formado para representarlo, reemplazándolos por la Primera Junta fue algo escandaloso para muchos y por lo tanto las primeras reacciones en el virreinato ante lo sucedido no fueron las mejores: con la excepción de Córdoba, las ciudades que hoy forman parte de la Argentina respaldaron a la Primera Junta. El Alto Perú no se pronunciaba en forma abierta, debido a los desenlaces de las revoluciones en Chuquisaca y La Paz de poco antes. El Paraguay estaba indeciso. En la Banda Oriental se mantenía un fuerte bastión realista, así como en Chile.
El alzamiento contrarrevolucionario de Liniers en Córdoba fue rápidamente sofocado. Luego se procedió a enviar expediciones militares a las diversas ciudades del interior, reclamando apoyo para la Primera Junta. Pero existía un conflicto entre las posibles interpretaciones de la circular del “27 de Mayo”, y no había acuerdo sobre a qué cuerpo debían incorporarse, si al Ejecutivo o al Congreso Constituyente. Moreno pensaba que la revolución debía controlarse desde Buenos Aires, porque el interior seguía en manos de los sectores más conservadores ligados a la corona española.



Se sometió a votación la incorporación o no de los diputados a la Junta y Moreno fue vencido por el voto de la mayoría. Entonces presentó su renuncia, que fue rechazada por la Junta. De modo que solicitó y obtuvo una misión ante las cortes del Brasil y Gran Bretaña, para gestionar el apoyo a la independencia argentina.
Mariano Moreno embarcó para Londres pero falleció en alta mar en la madrugada del 4 de marzo de 1811, a bordo de la goleta inglesa "Fame". Su cuerpo fue envuelto en una bandera inglesa y arrojado al mar. Según el testimonio de su hermano Manuel Moreno, sus secretarios y acompañantes en ese viaje, murió debido a una convulsión producida por una sobredosis de un medicamento administrado por el capitán del buque: cuando llegaron al gabinete de Moreno, el capitán sostuvo que le había suministrado cuatro gramos de un vomitivo de uso habitual en aquella época, 40 veces, que se conoce como una dosis mortal....




Mariano Moreno tuvo un desempeño gubernamental cronológicamente fugaz, pero sin lugar a dudas su actuación fue esencial para la Revolución.
Los hombres pueden morir o a los hombres se los puede matar, pero sus ideas nunca mueren. La voluntad, el fervor, el compromiso, el amor y la lealtad a la Patria trascienden a las personas. Porque son las ideas las que en definitiva producen el verdadero cambio social, aquel que da cabida a la libertad, la igualdad y la justicia de los pueblos!!!


25 de Mayo
1810  - 2013
¡¡VIVA LA PATRIA!!
¡¡VIVA!!


Fotos y texto: Ana Claudia Simes
Tanti - Sierras de Córdoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario